Videos relacionados y más...

Loading...

jueves, 26 de noviembre de 2009

Video acerca de Problemas del Lenguaje

video

5 comentarios:

  1. buenas tardes grupo 7
    Moncrieff Melquis.
    Herrera Yessica.
    Cisneros Mariner.
    Mendoza jeika.
    Seccion 603
    Educ Integral

    Es la dificultad para articular un fonema o también el sustituirlo por otro. Los padres identifican el trastorno en el aprendizaje del habla del niño.
    "Se define la dislalia como "un trastorno que se caracteriza por la incapacidad o dificultad de articular uno o más fonemas o sonidos de la lengua en forma regular y constante. No se trata de que el niño a veces pronuncie la letra que le cuesta y otras no. En este caso simplemente nunca lo hace".

    Este problema que nada tiene que ver con la dislexia ya que "ésta última es un trastorno en la escritura, es decir el niño elimina o sustituye letras al escribir, en cambio la dislalia sólo afecta al habla".

    Las dificultades articulatorias más frecuentes de la dislalia son los pararrotacismos, que es la sustitución o anomalía con el fonema r, los sigmatismos, que es la dificultad de diferenciar y pronunciar la c, s y z; y ausencia de las combinaciones bl o br, cr o cl, pr o pl,Una vez que se diagnostica hay que pronunciar claramente la palabra sin exagerar en la pronunciación

    Evitar llamar la atención publica por su dificultad ya que puede ser motivo de burlas.
    No retarlo ni criticarlo porque no lo esta haciendo de mañosos.

    Darle seguridad en si mismo para que supere este trastorno.
    Estar en contacto con los profesores del niño.

    ResponderEliminar
  2. La dislalia no es muy difícil de ser diagnostica en un niño. Cuando un niño con más de 4 años pronuncia mal las palabras, no logrando una articulación correcta de las sílabas, el entorno familiar, así como el educativo del niño, lo notará. Al principio, muchos intentarán ayudarlo, corrigiendo su forma de hablar, mas sin un tratamiento orientado y especializado, es muy difícil, ya en esta etapa, solucionar el problema de una forma casera.

    LA INTERVENCIÓN DE UN ESPECIALISTA
    Es conveniente saber que los niños con dislalias necesitan tratamiento con un especialista que aplicará el tratamiento adecuado, con la ayuda de juegos y mucha colaboración de la familia. Y que la dislalia es un problema que no desaparece sin la intervención deL mismo.
    La intervención de un especialista que tiene como meta a que el niño aprenda a articular los sonidos correctamente, empieza con una evaluación del nivel articulatorio del niño, y un programa basado en los siguientes pasos:

    1- Estimulación de la capacidad del niño para producir sonidos, reproduciendo movimientos y posturas, experimentando con las vocales y las consonantes. Se le enseñará a comparar y diferenciar los sonidos.
    2- Estimulación de la coordinación de los movimientos necesarios para la pronunciación de sonidos: ejercicios labiales y linguales. Se enseña al niño las posiciones correctas de los sonidos más difíciles.
    3- Realización de ejercicios donde el niño debe producir el sonido dentro de sílabas hasta que se automatice el patrón muscular necesario para la articulación del sonido.
    4- Al llegar a este punto, el niño estará preparado para empezar con las palabras completas, a través de juegos.
    5- Una vez que el niño es capaz de pronunciar los sonidos difíciles, se tratará que lo realice fuera de las sesiones, es decir, en su lenguaje espontáneo y no solo en las sesiones terapéuticas.
    El tratamiento consiste en ejercitar la musculatura que está interviniendo en la producción de los sonidos. La terapia se centra en juegos que facilitan la adquisición de las habilidades necesarias. Requiere implicación y participación tanto del niño como de su familia, para que el proceso pueda ser seguido y complementado por ellos en casa.
    Cuando la causa del trastorno viene por malformaciones físicas se requerirá un procedimiento médico para ayudar al niño a que supere las dificultades en el desarrollo de las capacidades del habla. Cuando la causa del trastorno es por retrasos fonológicos, será necesaria una intervención educativa especializada para conseguir la adquisición de las habilidades para producir los sonidos del habla de forma completa.
    Hay casos, como los del frenillo lingual que se necesita de una intervención quirúrgica.

    Maryenny Lucero G.
    Sección 603 (N)

    ResponderEliminar
  3. Consisten en la dificultad persistente para articular el lenguaje en la forma adecuada de acuerdo con el periodo evolutivo del niño.

    Se define la dislalia como "un trastorno que se caracteriza por la incapacidad o dificultad de articular uno o más fonemas o sonidos de la lengua en forma regular y constante. No se trata de que el niño a veces pronuncie la letra que le cuesta y otras no. En este caso simplemente nunca lo hace

    ¿Por qué ocurre?
    La primera clasificación de dislalia que se hace es la de tipo funcional, que es la que tiene un 100 por ciento de recuperabilidad, ya que no obedece a ninguna causa demostrable. "El niño sólo tiene la incapacidad".
    Muchos niños aunque parece que hablan correctamente basta que no pronuncie bien la "r" aún no está dada de alta y se ejemplifica la dificultad:í: "Si le dicen que diga perro, ella dice "pedo" o si hay que decir ratón, ella dice "datón"

    Se conoce además la existencia de otro tipo de dislalia, que sería la de origen ambiental, es decir, el medioambiente que rodea al niño determina que sustituya letras. En este caso el menor en vez de decir palta, dice "parta", lo que aprenderá que es una mala costumbre una vez que entre al colegio.

    Se asegura que los padres se dan cuenta de este problema en el proceso de aprendizaje del habla del niño y sobretodo si a pesar de ser mayores siguen con la dificultad de pronunciar ciertas letras. "Esto se ve a través de que la persona crece, ya que lo que pasa con los seres humanos y los chilenos específicamente es que vamos aprendiendo los sonidos en una secuencia evolutiva".

    Rosmari Pérez V-13.477.319
    Educ. Integral 603 Nocturno

    ResponderEliminar
  4. MACIAS R MIREYA
    CI: 15216861
    SECCION 603
    La existencia de un lenguaje simbólico es una característica diferencial de la especie humana. El niño suele iniciar sus balbuceos hacia el año de vida, y entre los 13 y los 16 meses iniciará el aprendizaje de nuevas palabras y de las estructuras morfosintácticas del lenguaje, que son dominadas -en lo básico- alrededor de los 3 años.
    El aprendizaje de la propia lengua constituye para mucha gente la mayor hazaña intelectual que realizarán en toda su vida. Miller (1987) describe cómo el vocabulario de un bachiller superior, por ejemplo, consta de unas 40.000 palabras, cifra que se dobla si consideramos también palabras los nombres propios de personas y lugares y las expresiones idiomáticas.
    Cuando hablamos de lenguaje es corriente distinguir entre aspectos articulativos (pronunciación), aspectos semánticos (vocabulario) y aspectos estructurales (morfosintaxis). En algunos casos trastornos en las tres áreas pueden presentarse en forma puntual, por separado. Pero es frecuente que todos los problemas se imbriquen dando como resultante trastornos generalizados. Por ejemplo: un trastorno de articulación hace que un niño pronuncie mal las palabras, pero también que las discrimine mal al oirlas; ello crea un déficit de vocabulario y un mal empleo del lenguaje como medio comunicativo, lo que -a su vez- repercutirá en una pobreza en el aprendizaje de las estructuras morfosintácticas…

    ResponderEliminar
  5. Mirtha Chavez secc 603
    El trastono articulativo del lenguaje. Consisten en la dificultad persistente para articular el lenguaje en la forma adecuada de acuerdo con el periodo evolutivo del niño. Los criterios evolutivos del lenguaje se hallan en el apéndice 2. En el DSM-III-R expone como ejemplos de fallo articulativo la dificultad para articular los sonidos p, b, t, a los tres años, y los sonidos r, s, t, f, z, l, más arriba de los seis.

    Tales trastornos pueden ser de origen lingüístico (primarios), ya sea por retrasos madurativos específicos de los centros de lenguaje, ya sea de origen externo (mala estimulación). También pueden ser secundarios a retraso mental, trastornos generalizados del desarrollo o a hipoacusia. En este último caso el problema se agrava por déficits de discriminación en fonemas de sonido parecido (homofónicos) o de similar articulación (homorgánicos).

    me parece un poco sencillo pero la información esta buena muy completa

    ResponderEliminar